CoAmbiente – Consultora Ambiental

Medio Ambiente & Higiene y seguridad


oct

27

Nuevo invento, menos malaria

Por COAmbiente

En Río de Janeiro Brasil en el mes de septiembre fue presentado un nuevo invento para combatir la malaria y el dengue.

Es un producto en polvo que genera cero contaminación ambientes, prodria ser catalogado como “producto Amigable con el Medio Ambiente”. Fue desarrollado por el ingeniero químico Marcos Gugliotti.

Como explico el Ingeniero, es un polvo que se esparse sobre el agua como lagunas o charcos, en el aguas supuestamente infestadas de mosquitos, el mismo, “forma una película que reduce la tensión superficial que impide que las alas y patas de los insectos queden mojadas y por ende que sus huevos y larvas se sumerjan. Sin esa tensión, los insectos mueren ahogados”.

“A diferencia de los tradicionales, este producto no es un veneno y representa un bajo impacto ambiental”.

“La película tensoactiva es también eficiente para controlar algas que se reproducen exageradamente y quitan oxígeno al agua o liberan toxinas, matando a los peces”.

Conociendo un poquito mas

“Ciertas especies de mosquitos transmiten al hombre terribles enfermedades. Actualmente se los combate en forma encarnizada, gracias a lo cual se han transformado en habitables muchas zonas hasta hace poco insalubres”.

“En 1895, el médico italiano Bautista Grassi logró identificar al solapado enemigo transmisor del terrible mal. Era un mosquito que todas las tardes se elevaba sobre las marismas formando con sus congéneres compactas nubes. Su nombre científico es Anofeles. Este insecto, al absorber la sangre de un ser humano o de un animal atacados de malaria, absorbe también los parásitos de la sangre llamados hematozoarios (del género Plasmodium), que son los causantes de la enfermedad y fueron descubiertos por el investigador francés Laverán. Luego, cuando el Anofeles pica, los inocula al individuo sano”.

“Los mosquitos son insectos que se reproducen enormemente. La hembra pone varios centenares de huevos en las aguas estancadas, de los cuales saldrán igual número de larvas que miden, al nacer, un milímetro escaso. Son ápodas (sin patas), como todas las larvas de los dípteros (insectos con dos alas). Del estado de larva pasarán al de ninfa. En lugar del tubo respiratorio, las. ninfas poseen dos pequeños cuernos cefálicos. Son muy móviles, y suben a respirar a la superficie del agua, volviendo a descender en seguida sin tomar alimento. Una actividad semejante, unida a un ayuno tan severo, no podría continuar mucho tiempo. Por eso, al cabo de tres días, la ninfa sube a la superficie, donde pierde su piel y se transforma en insecto perfecto”.

Fuente: Inter Press Service; http://www.tierramerica.info

Fuente: Lo Se Todo – Tomo II. http://www.portalplanetasedna.com.ar

Deje un comentario