Día Nacional de la Minería

El 7 de mayo se conmemora en el país, el Día de la Minería en homenaje a la primera Ley de Fomento Minero sancionada el 7 de mayo de 1813 por la Asamblea Constituyente, a propuesta de la Junta de Gobierno.

A partir del dictado de una serie de medidas tendientes a impulsar la investigación y explotación de las riquezas mineras, el Estado demostró por primera vez su preocupación por el desarrollo de la explotación de los recursos naturales (minerales, agua, petróleo y carbón).

Durante el gobierno de Domingo Sarmiento, se impulsaron las exploraciones mineras, en particular la del carbón, otorgándose un reconocimiento monetario a quien descubriera una mina de carbón cuya explotación fuera más ventajosa que la del mineral importado (Ley Nº 448 promulgada en 1870).

En 2009, Zapala fue sede de la semana conmemorativa por este día. En esa ocasión, el subsecretario de Hidrocarburos, Energía y Minería, Héctor Mendiberri y el director provincial de Minería, Carlos Portilla defendieron los proyectos mineros en varios puntos del territorio y aseguraron que “la visión es desarrollar la minería porque no tiene por qué impactar ambientalmente a las comunidades”.

Autoridades de Hidrocarburos y Minería de la provincia reiteraron la decisión política de la provincia de “llevar adelante los proyectos mineros que están encaminados y el compromiso de acompañar la actividad en todos los aspectos que hacen al cuidado del medio ambiente” y subrayaron que “todos aquellos que dicen que la actividad minera impacta en el medio ambiente y lo daña, no están diciendo la verdad porque para eso el Estado neuquino ejerce el Poder de Policía a través de la dirección de Minería con una oficina de auditoría permanente”.

Mendiberri reiteró “el compromiso de llevar adelante los proyectos que están encaminados y para ello están la dirección provincial de Minería y la Corporación Minera del Neuquén (Cormine) que serán los organismos encargados de impulsar pero también controlar la actividad en todo el territorio”.

Neuquén avizora un futuro promisorio para la minería

En aquella oportunidad, el director de Minería Carlos Portilla afirmó que los valores son cada vez más crecientes en la minería neuquina, y que se observa un crecimiento del 50 por ciento entre 2007 y 2008, tanto en la producción como en los índices de exportación, que el año pasado superaron los 8 millones de dólares.

Aseguró que el gobierno provincial avizora un futuro promisorio para la minería en Neuquén, a la vez que “reafirma su respaldo a la actividad” porque es una “decisión tomada el no abandonar ningún proyecto minero, incluyendo el inicio del proceso de exploración de cobre en el yacimiento ubicado en Campana Mahuida”.

Destacó que el Poder Ejecutivo “apuesta a la actividad que -poco a poco- irá complementando el desarrollo económico de la provincia que hoy depende casi exclusivamente del gas y del petróleo” y llamó a tomar “una postura más criteriosa con respecto a la minería, porque no se puede plantear una vida moderna, como la conocemos y la usamos, sin una industria minera”.

En cuanto al desarrollo de la actividad, Portilla indicó que los valores “son cada vez más crecientes en la minería neuquina, observándose un crecimiento entre 2007 y 2008 del 50 por ciento, tanto en la producción propiamente dicha, es decir, en el valor bruto de esos minerales, como en los índices de exportación que se vienen manteniendo”.

Respecto de los minerales industriales que se exportan, dijo que la recaudación fue de 8 millones de dólares en exportaciones, y que en cuanto al concentrado de oro, metalífero que se extrae de las minas de Andacollo, “podemos afirmar que en valores de explotación se recaudaron unos 13 millones de dólares”.

“El valor bruto del mineral puesto en boca de mina, antes de comercializarse, durante 2008 alcanzó -explicó -casi los 150 millones de pesos y en 2007, 101 millones de pesos aproximadamente”.

Sumó que “en 2008 Neuquén se posicionó en el ranking de exploración -dentro del contexto nacional- en el quinto lugar con más de 33 mil metros perforados, a pesar de la crisis financiera internacional y considerando que la exploración de minerales representa en una tarea de riesgo”.

Proyectos de explotación de potasio

En cuanto a la extracción de potasio, Portilla dijo que el Estado pretende la puesta en marcha del proyecto de explotación en el norte de la provincia, cerca de Rincón de los Sauces, en un yacimiento (cuenca salina de gran antigüedad geológica) compartido con el sur de Mendoza.

Indicó que esta iniciativa “tiene un grado de prefactibilidad logrado, es decir: se conocen las reservas y se sabe con certeza que son de buena calidad y en porcentajes sumamente alentadores” y aclaró que “sólo resta que las empresas comiencen sus ensayos de industrialización”.

Agregó que, en la actualidad, son tres las empresas que realizan estudios previos del reservorio; dos de ellas ya están en la fase exploratoria con proyectos de ensayos de dilución. Se trata de Vale Do Río Doce, la local Minera Cordillera del Viento asociada a K+S S.A. -que concreta estudios en el límite oeste de la cuenca neuquina- y el Grupo Chediack conformado por las firmas Bunge Minera y Servicios de Minería.

Según datos proporcionados por la Secretaría de Energía de la Nación, en Neuquén está el 75 por ciento del yacimiento más grande de potasio de América del Sur, el otro 25 por ciento está en el sur de Mendoza. Unos 170 países del mundo son demandantes de potasio y solamente 12 países lo producen.

El proyecto neuquino “es muy alentador, porque el yacimiento encontrado en el cono sur de América tiene un reservorio muy importante como para exportar potasio a todo el mundo por unos 40 años”, expresó Portilla. Las estimaciones de producción anual -en una primera instancia- indican 2.400.000 toneladas por año, pero con seguras posibilidades de duplicar esas cantidades en los dos primeros años.

El funcionario ratificó la meta del gobierno de “seguir trabajando con el proyecto de Campana Mahuida, con la intención de concretar el proceso de llamado a audiencia pública, en el marco de las leyes nacionales y provinciales que regulan la actividad y que es -subrayó- nada más que una consulta ciudadana para saber qué opina la gente sobre los proyectos mineros que se pretenden poner en marcha en la provincia. Entonces luego sí, podremos seguir con los trámites de exploración que aún no se puede concretar”.

Y aseveró que “el compromiso de acompañar a esta actividad en todos sus aspectos y de controlar el cuidado del medio ambiente en el territorio entero, a través de la dirección provincial de Minería y la Corporación Minera del Neuquén (Cormine)”.

Portilla enumeró algunos logros de la provincia durante 2008 y citó en tal sentido que “dentro del contexto nacional Neuquén logró integrar el Consejo Federal de Minería y ejerce en la actualidad la vicepresidencia primera del organismo; también se concretó la reapertura y reactivación de la empresa Cormine y, se puso en marcha en el ámbito de la subsecretaría de Medio Ambiente, la dirección de Evaluaciones Ambientales Mineras logrando rapidez y efectividad en todos los trámites de control y cuidado del medio ambiente”.

Fuente: http://neuqueninforma.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *